Alimentación deportiva: Fundamentos

Alimentación deportiva: Fundamentos

Todos debemos aspirar a comer una dieta saludable y variada basada en los principios de la Guía Eatwell, que se ajusta a nuestras necesidades energéticas. Este consejo todavía se aplica cuando participa en actividades físicas regulares, como ir al gimnasio, nadar, correr, andar en bicicleta o deportes de equipo.

Seguir las pautas de alimentación saludable por sí solo puede apoyar un estilo de vida activo. Sin embargo, al hacer ejercicio, su cuerpo utilizará más energía. A menos que usted está tratando de perder peso usted puede encontrar que usted necesita comer más alimentos para dar a su cuerpo la energía extra que necesita.

Beneficios de la alimentación en el deporte

Comer bien para la actividad física y el deporte puede tener muchos beneficios, incluyendo:

  • Le permite rendir bien en su deporte o actividad elegida;
  • Reducir el riesgo de lesiones y enfermedades;
  • Garantizar la mejor recuperación después del ejercicio o de un programa de formación.

Una dieta saludable para el deporte y el ejercicio debe contener un montón de alimentos con almidón, un montón de frutas y verduras, algunos alimentos proteicos y algunos alimentos lácteos. También es importante mantenerse hidratado.

En esta sección, cubriremos:

  • Alimentos para el combustible y el ejercicio – carbohidratos, proteínas y grasas
  • Cómo mantenerse bien hidratado
  • Poner en práctica la nutrición – antes, durante y después del ejercicio
  • Preguntas comunes de nutrición deportiva, incluyendo el papel de los batidos de proteínas, suplementos, bebidas deportivas y energéticas, y otros líquidos

Fundamentos de nutrición deportiva: Macronutrientes

La energía necesaria para la vida y la actividad física proviene de los alimentos que comemos y la ingesta de líquidos. Los macronutrientes de los siguientes grupos alimentarios suministran la energía esencial para una función corporal óptima:

Los carbohidratos son simples o complejos, y la fuente de energía más importante para el cuerpo humano. Los carbohidratos simples incluyen azúcares que ocurren naturalmente en alimentos como frutas, verduras y leche. El pan integral, las papas, la mayoría de las verduras y la avena son ejemplos de carbohidratos complejos saludables. El sistema digestivo descompone los carbohidratos en glucosa o azúcar en la sangre que alimenta energía a las células, tejidos y órganos.

Las proteínas se componen de una cadena de aminoácidos y son esenciales para cada célula del cuerpo humano. La proteína puede estar completa o incompleta. Una proteína completa contiene todos los aminoácidos necesarios para el cuerpo, e incluyen fuentes animales como carne, pescado, aves de corral y leche. Las fuentes de proteínas incompletas (típicamente proteínas de base vegetal) a menudo carecen de uno o más de los aminoácidos esenciales. Los aminoácidos esenciales no pueden ser fabricados por el cuerpo y deben ser suministrados por alimentos. La proteína juega un papel importante en la recuperación muscular y el crecimiento.

Las grasas pueden estar saturadas o insaturadas, y desempeñan un papel vital en el cuerpo humano. Las grasas insaturadas se consideran saludables y provienen de fuentes vegetales como el aceite de oliva y los frutos secos. Las grasas saturadas se encuentran en productos animales como las carnes rojas y los lácteos con alto contenido de grasa, que están indicados para aumentar el riesgo de enfermedad. Las grasas saludables proporcionan energía, ayudan con el desarrollo corporal, protegen nuestros órganos y mantienen las membranas celulares.